8.10.11

LA DIFUSIÓN DEL PATRIMONIO

Tarea fundamental es la difusión (dar a conocer a la sociedad) del patrimonio histórico. Un viejo axioma nos dice que sólo se ama lo que se conoce y, en efecto, así es. El conocimiento origina el aprecio y de ahí surge la necesidad de la conservación y defensa. Un museo, un conjunto histórico o monumental que no abra sus puertas al gran público, que no difunda sus contenidos y en definitiva que no se dé a conocer equivaldría a tener secuestradas las piezas que contiene.
Las formas de difusión pueden ser varias:
* las exposiciones
* las publicaciones (libros, revistas, monografías)
* los departamentos de difusión de cada museo o monumento
* los gabinetes pedagógicos de Bellas Artes.
Las exposiciones no consisten sólo en colgar o colocar determinadas piezas en un lugar y que la gente vaya a verlas. Una exposición debe, además de lo anterior, conseguir que las obras se encuentren en un contexto histórico, artístico y cultural adecuado. También se debe complementar con textos, gráficos, paneles explicativos y todo tipo de objetos que ayuden a la ambientación para lograr la mejor comprensión de las piezas expuestas (planos, mapas, documentos, vistas de ciudades, etc).

Las publicaciones de diversos tipos son uno de los canales más importantes para la difusión del patrimonio histórico. En Sevilla destacaremos la colección llamada Arte Hispalense editada por la Diputación Provincial y dedicada a temas de arte de Sevilla y provincia. La revista Archivo Hispalense, también de la Diputación, publica exclusivamente temas relacionados con el patrimonio, la historia, arte y cultura local. Igualmente hace el Ayuntamiento, la Universidad de Sevilla, el Patronato del Real Alcázar con sus Apuntes, editoriales y otras instituciones sevillanas (Fundación Focus, Colegios profesionales, etc) que hacen una muy meritoria labor de difusión de nuestro patrimonio. De igual manera sucede en las demás provincias andaluzas.

Los departamentos de difusión de cada museo o monumento editan, dentro de sus posibilidades, guías para el mejor conocimiento del edificio y sus fondos, envían propaganda del mismo a colegios, asociaciones y colectivos varios y organizan de manera ordenada las visitas de los grupos a sus sedes.

Los Gabinetes Pedagógicos de Bellas Artes, organismos dependientes de la Consejería de Cultura y de Educación de la Junta de Andalucía, se crean para proporcionar un servicio a la comunidad escolar (alumnos, profesores) en lo referente a los temas de difusión del Patrimonio histórico y artístico andaluz.
Los objetivos que persiguen son varios:
* Elaborar materiales didácticos para alumnos y profesores sobre distintos BICs de cada provincia.
* Organizar e impartir cursos de formación para el profesorado referente a estos temas.
* Proporcionar información y coordinar visitas a museos, conjuntos históricos, yacimientos arqueológicos, etc.
* Asesorar a los centros escolares sobre actividades a realizar: visitas, exposiciones, itinerarios, etc.
* Asesorar a Grupos de Trabajo y Seminarios Permanentes en su actividad.
Los materiales que han elaborado son de gran interés para el profesorado y alumnos. Guías sobre el Alcázar, la Sevilla barroca, Itálica, barrio de Santa Cruz, Museo Arqueológico y otros muchos dan muestras de su efectividad y buena acogida por parte de los profesores.
Lamentablemente, parece que la administración andaluza ha optado por su extinción.
Para terminar el tema queremos relacionar algunos de los peligros que corre nuestro patrimonio:
* Contaminación (véanse las fachadas de la Catedral de Sevilla, ya restauradas)
* Exceso de visitantes (la Alhambra, monumento más visitado de España, está saturada)
* Vandalismo (pintadas, grafitis, "recuerdos", etc)
Lógicamente, además están las causas naturales (terremotos, incendios, derrumbamientos) y las negligencias (falta de mantenimiento, abandono, restauraciones erróneas).