14.9.08

LA MEZQUITA MAYOR DE SEVILLA


La construcción de la mezquita mayor y su alminar (hoy Giralda) forman parte de una serie de importantes realizaciones que efectuaron los almohades en esta ciudad, a lo largo de las tres últimas décadas del siglo XII. Los almohades habían surgido como una secta religiosa, que combatía el lujo y la riqueza de los almorávides, intentando devolver a los creyentes a la más pura ortodoxia del Islam.
Conquistaron Marruecos y en 1161 pasaron el estrecho para dominar la Península. En 1184 establecieron la capital de Al-Andalus en Sevilla y la dotaron de monumentales edificios civiles, militares y religiosos.
I,a primitiva mezquita mayor, que había quedado pequeña, era la de Ibn Adabas, construida en el 829, en el solar que hoy ocupa la iglesia del Divino Salvador y de la cual se conserva, muy modificado, su patio o sahn.
La construcción de la nueva mezquita se inició en 1172 y para ello “se demolieron las casas a la entrada de la Alcazaba y se encargó de ello el jeque de los arquitectos, Ahmed ben Baso y sus colegas, los arquitectos constructores de la capital de Marrakus y de la ciudad de Fez y se reunieron en Isbiliya junto con las distintas clases de carpinteros y aserradores y obreros de las diferentes construcciones".
Al hacer los cimientos, se tuvo que desviar la cloaca mayor bajo tierra, hacia el Norte. Al cabo de cuatro años de construcción se paralizaron las obras, sólo a falta de la solería y las vidrieras. Dos años después, en 1184, el califa mandó construir una muralla fuerte en la Alcazaba y el alminar.
Desde el antiguo palacio de Dar-al-Imara (actual Patio de Banderas del Alcázar sevillano) partía un lienzo de muralla hasta el hospital de Santa Marta (hoy convento de la Encarnación en la plaza Virgen de los Reyes). Desde aquí hacia un quiebro hacia el Sur, corriendo paralelo al muro de la quibla (nave de la epístola de la Catedral). A la izquierda del mihrab (ubicado en el lugar donde hoy está la capilla de la Virgen de la Antigua) , se construyó un pasadizo para que el califa pudiera ir desde el Alcázar hasta la mezquita. El solar de la mezquita ocupaba prácticamente el mismo espacio que la actual catedral gótica.
Tenía la orientación Norte-Sur; su puerta principal era la que su llamaría posteriormente del Perdón, estando el muro de la quibla al Sur. Además de por la puerta principal al patio se accedía por otras seis situadas en los frentes Este y Oeste. En el oratorio seguramente se abrirían otras seis, respetándose sus vanos al construirse la catedral (faltaría la situada en la zona de la actual capilla Real).
La mezquita tenía diecisiete naves, dos menos que la cordobesa, prolongándose las dos extremas por el patio o sahn. Con dieciséis hileras de pilares de ladrillo, sobre las que se volteaban arcos de herradura tumidos (apuntados), con cubiertas de madera de alerce (1175). La disposición de estos pilares no coincide con los del templo gótico.
¿Qué se conserva de la antigua mezquita? Pues el patio, muy modificado y algunos restos de pilares semienterrados, que son visibles en el frente sur del Patio de los Naranjos, delante de la fachada del Evangelio. En los frentes Norte y Este es donde únicamente se conservan los arcos y pilares originales. Las magníficas puertas de madera de alerce revestidas de bronce y los magníficos aldabones que hoy decoran la Puerta del Perdón son originales, así como un magnífico arco en yesería que da acceso al patio. Y por encima de toda la incomparable torre alminar, la universal Giralda, símbolo de la ciudad.