24.12.07

LA PRESENCIA DE HÉRCULES EN EL AYUNTAMIENTO DE SEVILLA




La presencia de Hércules, mítico fundador de la ciudad, es muy evidente en el Ayuntamiento. La más llamativa es el Hércules del arquillo, que se coloca en la hornacina en la cual se encuentra actualmente a fines del S. XIX, en el momento de la remodelación decimonónica de las Casas Consistoriales. En realidad toda la fachada renacentista del Ayuntamiento presenta una eclosión de personajes mitológicos. En la fachada aparecen Jasón y Medes, Marte y Minerva (que podría ser una Venus Armata) y otros personajes de difícil identificación.

El Hércules del arquillo del Ayuntamiento sevillano es obra del escultor Vicente Hernández que nos lo presenta con la clava depuesta y la piel del león de Nemea, esta vez cubriéndole sus partes más masculinas. También aquí aparece formando pareja con Julio Cesar, como en la Alameda. El simbolismo y el mensaje es similar a los de la Alameda. Tanto el Hércules de la Alameda como el del arquíllo adoptan el modelo de Hércules en reposo, fijado por Lisipo en el "Farnesio".

Pero la presencia de Hércules en nuestro Ayuntamiento no se agota en la estatua del arquillo. Una cabeza del héroe aparece en la fachada de la Plaza de San Francisco, sobre el remate de la ventana pequeña del lado izquierdo en la cual se ha representado a Hércules con su habitual casco formado por el cráneo del león. Este busto es claramente deudor del busto del emperador Comodo (Palazzo dei Conservatori, Roma) en el cual aparece el emperador con los atributos de Hércules, clava, cabeza de león como casco y barba muy rizada.

Además aparecían Carlos V y Julio Cesar (la decoración de rostros que hay en las fachadas fue modificada un tanto caprichosamente en el S. XIX). En palabras del profesor Morales "la fachada oriental del Ayuntamiento se ha considerado como un espejo de la historia por el que se hace remontar el origen de la ciudad a la figura de Hércules, se señala la fundación del Ayuntamiento por Julio cesar y se indica la restauración de la urbe por el Emperador, nuevo Hércules"[1].


Sobre la otra ventana pequeña, haciendo pareja a Hércules aparece su esposa Hebe, la hija de Hera entregada por esposa al héroe en premio a su actuación en los célebres trabajos[2].
Tan satisfecha está Sevilla de su fundador que hace que los niños y angelotes situados en los remates de las ventanas y puertas porten su símbolo más característico: la clava. Asimismo vuelve a aparecer en el interior del edificio, en un medallón del friso de la Sala Capitular baja.

Como se ve, todo un festival hercúleo en un edificio emblemático para la ciudad como el que más. La puerta de la fachada sur presenta también, en la parte superior, las columnas con el Plus Ultra y dos personajes asimilados a Hércules con clava de pinchos empujándolas, columnas que adopta el escudo imperial de Carlos V y que vuelven a aparecer en la zona del arquillo.


[1] Morales, Alfredo: El Ayuntamiento de Sevilla. Arquitectura y simbología. Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento, Sevilla 1881
[2] Hebe era hija de Zeus y Hera y hermana de Ares. Como personificación de la juventud es símbolo de juvenil lozanía y servía a los dioses en el Olimpo el néctar en copas de oro por lo que se le representa con una jarra de vino en una mano y una flor en la otra. Hércules la recibió como esposa cuando alcanzó la inmortalidad y el reposo en el Olimpo y tuvo con ella dos hijos: Aleixiares y Aniceto.