24.9.06

LA HERMANDAD DE JESÚS DESPOJADO


HUMILDE Y FERVOROSA HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE NUESTRO PADRE JESÚS DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS, MARÍA SANTÍSIMA DE LOS DOLORES Y MISERICORDIA, MAYOR DOLOR DE NUESTRA SEÑORA, SAN JUAN EVANGELISTA, SAN BARTOLOMÉ APÓSTOL Y SAN ANTONIO MARÍA CLARET.

RESIDENCIA CANÓNICA: Capilla de Nuestra Señora del Mayor Dolor (Plaza de Molviedro)
HISTORIA.-
Esta hermandad cuenta con una monografía de los historiadores Carlos José Romero Mensaque, Rafael Aranda Barrionuevo y Jesús Luengo Mena, que ha venido a aclarar muchos puntos oscuros de su historia. Tiene un antecedente en la iniciativa frustrada de fundar una cofradía llevada a cabo por unos fieles en la capilla del Rosario de la calle Dos de Mayo figurando entre sus promotores el capellán don Francisco Terrones, pieza clave en los años iniciales. La Hermandad de Jesús Despojado se funda como tal en la parroquia de San Marcos y sus primeras Reglas son aprobadas el 2 de abril del año 1938 residiendo en sus primeros años en la capilla de los Servitas, anexa a dicha parroquia. En sus orígenes está la iniciativa de un grupo de fieles a cuyo frente estaba don José Laborde González, fundador histórico de la hermandad, que comenzaron dando culto a unas imágenes que ya estaban el parroquia de San Marcos y que fueron destruidas por el incendio que sufrió la misma en los sucesos del 18 de julio de 1936. Estas primitivas imágenes eran un Cristo atribuido a Hita del Castillo con iconografía de un Sagrado Corazón y una dolorosa anónima.

Ante esa adversidad los hermanos encargan nuevas imágenes al imaginero don Antonio Perea Sánchez que les entrega la imagen de Jesús en el momento del Expolio (Despojado de sus Vestiduras) fechada en 1939 y que dos años atrás ya había entregado a la hermandad la imagen de una Virgen de los Dolores (bendecida el 12 de diciembre de 1936) y que fue sustituida en 1961 por otra Virgen del imaginero don Antonio Eslava Rubio, encargada por el cofrade y reorganizador de la hermandad don Antonio Fernández Rodríguez que es la que actualmente procesiona bajo palio. Durante algunos años, en San Julián, figuró también como titular una imagen tallada por don Manuel Hernández León.

La primera salida procesional de la hermandad se produce desde la iglesia de Los Terceros debido a que la capilla servita de San Marcos donde residía no permitía la salida del paso por su estrechura. Fue el domingo de Ramos de 1941 sacando sólo un paso con el Cristo Despojado y cuatro figuras que representaban a un soldado romano y tres sayones judíos, uno que le ofrecía vino con miel, otro que le desnudaba y otro en actitud de abrir un hoyo para la cruz, obras de José Sanjuán. Al año siguiente la hermandad sale el Lunes Santo y debido a un presunto comportamiento desordenado que causan algunos nazarenos, es denunciada la misma ante la Vicaría que suspende a su Junta de Gobierno ordenando la formación de una Junta Gestora que, al no llegar a tomar posesión, provocó que la hermandad cayese en decadencia y casi se extinguió. Siguiendo el relato que el historiador don Carlos José Romero Mensaque hace de este asunto parece ser que fue el sacerdote don José Sebastián y Bandarán quien, como delegado del cardenal Segura para fiscalizar el desarrollo de las cofradías, sorprendió a un diputado de la cofradía con otros hermanos bebiendo en una taberna. Indignado y con malos modos instó al Hermano Mayor a que identificara al nazareno en cuestión, al que había desprendido de su capa. El Hermano Mayor, don José Laborde Foyo, se negó a denunciar al presunto hermano infractor, del que además tenía buenas referencias, y la Autoridad Eclesiástica destituyó a la Junta de Gobierno nombrando a una Gestora que no llegó a ejercer como tal. El Hermano Mayor, dolido por la injusticia cometida y la severidad de la sanción se fue desentendiendo de la hermandad que terminó con sus imágenes sin culto, como meros enseres, en la iglesia de San Hermenegildo. Hemos de añadir que en esta época era frecuente tal comportamiento y podríamos citar varias cofradías con ejemplos similares que fueron ciertamente también sancionadas con imposición de gestoras. El problema estribó en que esas otras hermandades gozaban de notable popularidad y de estructuras sólidas y una Gestora en nada o poco afectó a sus actividades, mientras que la de Jesús Despojado apenas estaba comenzando, tenía pocos hermanos y un gobierno en exceso personalista, que, ante la sanción injusta e interesada por elementos eclesiásticos y cofrades, desistió de sus responsabilidades, por lo que la Gestora no tenía viabilidad alguna y ni siquiera pudo tomar posesión.

En el vecino templo de San Julián la hermandad se reorganiza a fines de los años 50 gracias a los desvelos y devoción de don Antonio Fernández Rodríguez el cual encarga la nueva imagen de la Virgen de los Dolores y Misericordia que se bendice el 2 de septiembre de 1962 siendo sus padrinos don Antonio Fernández y su madre. Anteriormente había recibido culto una bella imagen del escultor Manuel Hernández León. En estos primeros momentos es acompañado por Manuel Ortiz Gómez, que había intentado sin éxito una primera reorganización, y otros cofrades.

En el año 1971 se traslada la hermandad a la parroquia de San Bartolomé, en pleno barrio de antigua judería sevillana y ya en el año 1972, el 20 de mayo, la Vicaría le devuelve las Reglas quedando así canónicamente restaurada y como paso previo a la salida procesional, permiso que se les da en 1974 “ad experimentum” para el año siguiente.

No fue, pues, hasta el año 1975 cuando reanuda su salida procesional, esta vez desde la parroquia de San Bartolomé en un Sábado Santo y con un solo paso: Jesús Despojado acompañado por los primitivos sayones más un centurión romano obra de don Luis Álvarez Duarte, un romano obra de don Emilio Pizarro y un sayón negro de Castillo Lastrucci, que era propiedad de la Hermandad de la Esperanza de Triana y hoy ha sido ya devuelto a la misma. Pero sucedió que, al poco de salir, una aguacero les obligó a volver a San Bartolomé, circunstancia que se repitió al año siguiente, refugiándose en el templo del Salvador y regresando después a su templo no siendo hasta el año 1977 en que logra completar su salida procesional, también en Sábado Santo. Ese año estrenó un sayón que hace ademán de abrir un hoyo en el suelo para alzar la cruz, obra de don José Pérez y don Adolfo Castillo. También en el año 1977 concluyó su periodo de fase “experimental” de su Reglas consiguiendo que la Autoridad eclesiástica competente decretará su incorporación al Domingo de Ramos a partir del año siguiente, como así sucedió, gracias a los buenos oficios del canónigo don José Luis Peinado Merchante, Delegado diocesano para las cofradías en la fecha.

En el año 1978 sale por vez primera el Domingo de Ramos, tal como lo hace en la actualidad aprobándose con carácter definitivo sus Reglas el 25 de septiembre y finalizando el periodo de Comisión Gestora que hasta entonces había regido el gobierno de la hermandad. Año importante para la hermandad es el de 1979, año en que por vez primera sale el paso de palio, se elige la primera Junta de Gobierno (hasta ahora era una Comisión Gestora) y el paso de Cristo sale por vez primera con una cuadrilla de hermanos costaleros.

En el año 1981 la Virgen sale acompañada por el san Juan Evangelista encargado al imaginero don Juan Ventura, que lo talló para sustituir a otro anterior de Eslava. Esta hermandad es la única que coloca a san Juan a la derecha de la Virgen porque ha sido su pretensión que figurara al otro lado una imagen de María Magdalena, aunque la iniciativa no cuajó en su momento. Ese mismo año sale por vez primera la Agrupación Musical “Jesús Despojado” tras el paso de misterio. Al año siguiente la hermandad sale por última vez de San Bartolomé y entra en su actual capilla de Nuestra Señora del Mayor Dolor de la plaza de Molviedro.

A partir de su nueva residencia en Molviedro la hermandad entra en una nueva fase de crecimiento y consolidación. Aborda en primer lugar obras de acondicionamiento en su nueva capilla, que es reinaugurada por don José Ruiz Mantero, párroco del Sagrario, el 23 de mayo de 1982. No obstante tiene que seguir afrontando dificultades importantes: en 1984 le es embargado el paso de Cristo por retraso en el pago de obras realizadas en la capilla y en el bienio 1990-91 la hermandad tiene cerrada la capilla por peligro de ruina debiendo salir la cofradía de la parroquia de San Gil cuyo párroco amablemente la acogió y teniendo las imágenes el resto del año en la residencia Tartessos, situada en la misma plaza. Fue objeto del robo de un relicario con reliquias del padre Claret en el año 1993. Pero también la hermandad ha celebrado momentos gozosos, como fue la aprobación de nuevas Reglas (1987) o el Aniversario de las Bodas de Oro fundacionales de la hermandad en 1988, llevando la imagen de Jesús Despojado a la parroquia de San Marcos y celebrando solemnes cultos. En el año 1992 la hermandad aprueba en Cabildo general extraordinario la salida de hermanas nazarenas y en 1995 se otorga escritura de propiedad de la capilla y casa anexa a la hermandad por parte de sus propietarios, los Misioneros Claretianos pasando la hermandad a
ser propietaria de la misma. Eso supuso un esfuerzo importante para la hermandad y especialmente para su Junta de Gobierno presidida por don Manuel Vicedo Durán que se vio obligada a pedir un crédito hipotecario por un elevado importe.

En el año 1998 ha estrenado todo el conjunto de figuras secundarias del paso de Cristo debidos a la gubia del imaginero Ramos Corona, figuras que fueron objeto de unas críticas desmesuradas por parte del responsable arzobispal de arte y patrimonio haciendo vivir también a la hermandad momentos delicados. El mismo imaginero propuso a la hermandad completar el misterio con dos nuevas figuras secundarias (una sayón y una romano), proyecto que se dio a conocer a los hermanos en Cabildo celebrado el 19 de febrero de 2002 aprobándose de momento la incorporación de un sayón con un martillo en actitud de clavar el INRI sobre la cruz. Esa nueva figura se estrenó el 24 de marzo de 2002, Domingo de Ramos. También en el año 2002 se comenzó la nueva etapa del Boletín de la hermandad, ahora convertido en revista formativa de periodicidad semestral pasando a ser dirigida por el hermano don Carlos José Romero Mensaque. El año 2002 don Antonio Fernández Rodríguez Fernández falleció, llevando ese año el palio luto en señal de duelo. A lo largo del año 2003 se celebró, con diversos actos, el XXV Aniversario de la cuadrilla de hermanos costaleros y ese mismo año vio la luz un libro con la Historia y Patrimonio de la hermandad. El Domingo de Ramos de ese año la cofradía, al igual que todas las de ese día excepto La Paz, no pudo realizar su estación de penitencia debido a la lluvia siendo la primera vez en su historia en que se quedó sin salir a la calle. En el año 2004 cumplió 25 años la cuadrilla del paso de palio, celebrándose diversos actos y editándose un cartel conmemorativo, al igual que se hizo con la cuadrilla del paso de misterio. En el año 2005 la Junta de Gobierno decidió abordar la restauración de las bambalinas del paso de palio, así como la elaboración de unas nuevas para la parte externa de las mismas. Este trabajo fue encargado al taller del bordador José Antonio Grande de León. Asimismo ese año la Agrupación musical “Virgen de los Reyes”, heredera de la primitiva de Jesús Despojado, volvió a acompañar con sus sones al paso de misterio de la cofradía. Ese mismo año, al término de la función a la Virgen el 18 de septiembre se descubrió una lápida en la capilla en recuerdo de Antonio Fernández Rodríguez. A la semana siguiente el compositor Francisco Javier Alonso Delgado hizo entrega a la hermandad de la partitura “Dolores de Molviedro”, marcha dedicada a nuestra venerada Titular.
El miércoles 12 de julio de 2006 se recibió en la hdad la imagen de santa Genoveva Torres donada por la Congregación de Madres Angélicas. Tras el traslado de la Residencia Tartessos a la capilla se celebró Misa de acción de gracias, asistiendo la superiora de la Congregación convirtiéndose así en el único templo sevillano que posee una imagen de la santa al culto público.

En definitiva, es una hermandad que tras adquirir en propiedad su capilla de Molviedro y la casa anexa como Casa hermandad parece haber pasado los peores momentos y vive en estos tiempos una etapa de consolidación, crecimiento y proyectos ilusionantes tales como la próxima restauración y acabado del palio de la Virgen y restauración del paso de Cristo. Cofradía popular, Humilde y Fervorosa como indica su Título, muy sufrida y que ha dado un ejemplo de perseverancia y fidelidad a toda la Sevilla cofrade tras haber sufrido tantos infortunios y adversidades.

HERALDICA: Su escudo consiste en cruz latina de oro cruzada en punta por un martillo, sostenida por esfera azur y acompañada por dos cartelas: la derecha representa corazón con los siete puñales de los dolores de la Virgen cargado de escudo mercedario superado por la paloma que simboliza al Espíritu Santo y la de la izquierda que trae atributos de la pasión tales como Corona de Espinas con tres clavos y los tres dados del sorteo de las Sagradas Vestiduras. Por detrás de las cartelas se cruzan escalera de oro y caña con esponja y lanza. Timbra el escudo una corona Ducal y rodea al escudo dos ramas de olivo en oro que se cruzan por debajo de la esfera.

TÚNICAS.- Sus nazarenos visten túnicas de color crema con botones morados y capa y antifaz negros con el escudo de la hermandad y escudo mercedario respectivamente. Usan cíngulo morado a la cintura siendo el calzado zapatos negros y calcetines blancos. En las manos guantes blancos. Sus nazarenos portan cirios color tiniebla en el Cristo y blancos en la Virgen.

LOS PASOS.- El de Jesús Despojado representa el momento previo a la Crucifixión en que Jesús es Despojado de sus Vestiduras, que posteriormente serían sorteadas entre los sayones (Mt 27, 35; Mc 15, 24; Lc 23, 34; Jn 19, 23-24). Los evangelistas sólo relatan el reparto de su túnica sin detallar el momento del Despojo. Cristo aparece rodeado por otras figuras secundarias: dos centinelas romanos y dos sayones que proceden a despojarle de su túnica mientras un tercero le ofrece un cáliz con hiel y otro más procede a clavar el INRI sobre el madero. Los autores de las figuras son: Antonio Perea Sánchez del Cristo y Ramos Corona del resto de las figuras. El estilo del paso es neobarroco tallado por Antonio Martín en 1975 y ebanistería de Bailac Cenizo. Las figuras que decoran la canastilla representan a santos titulares de los templos en que ha residido la hermandad: San Julián, San Bartolomé, San Marcos y San Antonio María Claret por haber pertenecido la capilla del Mayor Dolor a los claretianos. En las capillas de los respiraderos aparecen Santiago, san Gil, san Judas Tadeo y san Juan de Dios, obras todas ellas de José Antonio Navarro Arteaga. El paso se ilumina con candelabros de guardabrisa dorados.

El paso de palio lleva una imagen de la Virgen con la advocación de Dolores y Misericordia, obra del imaginero Antonio Eslava Rubio realizada en 1962 que procesiona acompañada por san Juan en la Vía Dolorosa, en este caso colocado a su derecha, obra de Juan Ventura fechada en 1981. La Virgen tiene seis lágrimas repartidas a partes iguales en cada mejilla y es de caoba. Lleva diadema de plata dorada de Ramón León estrenada en 1987 y su manto es de terciopelo azul sin bordar siendo el palio, bordado en oro, obra de las hermanas Antúnez de 1886 que perteneció a la Hermandad de la Carretería y en terciopelo azul oscuro. Para la Semana Santa de 2007 la Virgen estrenará bambalinas nuevas externas, obra de Grande de León y la restauración del techo del palio y las bambalinas decimonónicas, que ahora pasan al interior. La candelería, jarras y faroles de cola son obra de Orfebrería Santos mientras que los faroles que van entre los varales son de Ríos. Destaca un relicario en oro de ley conteniendo una reliquia de la beata Genoveva Torres, fundadora de las Hermanas Angélicas obra del orfebre Marmolejo y que porta la Virgen en la cintura, una imagen de la Virgen de Escardiel de Villarreal en la delantera del paso y un templete en plata que simula el arco del Postigo con una Inmaculada también en la delantera del palio obra de Marmolejo de 1994. En el año 2004 la Virgen estrenó una magnífica toca de sobremanto, obra del bordador Grande de León, que sigue el diseño del palio.

ANECDOTARIO:

* El llamador del paso de Cristo está formado por figuras de ángeles costaleros, apareciendo uno de ellos llorando por la muerte de un costalero de la cuadrilla en el transcurso de la ejecución de la obra.

* La Virgen de los Dolores y Misericordia, de la Hermandad de Jesús Despojado, es la única de las que procesionan con san Juan bajo palio que lo lleva a su derecha. El motivo estriba en el proyecto inicial de la hermandad en los momentos de su reorganización de que junto a la Virgen procesionara san Juan y la Magdalena, proyecto que finalmente no se llevó a término.

* La Virgen de los Dolores y Misericordia lleva, desde el año 1995, una reliquia de la beata Genoveva Torres, fundadora de la Congregación de Madres Angélicas a la ha estado vinculada la Hermandad de Jesús Despojado por razones de proximidad (ya que las Madres Angélicas dirigían la Residencia de Mayores Tartessos sita en la misma plaza de Molviedro) y por haber albergado la capilla de la residencia Tartessos las imágenes titulares de la hermandad mientras que su capilla de Molviedro estaba en obras.

* La Cofradía de Jesús Despojado de sus Vestiduras pasó por la Campana dos veces en el mismo día y con un intervalo de unas dos horas. Esto sucedió el Domingo de Ramos del año 1998 debido a la lluvia, en el mismo año en que estrenaba cuatro figuras nuevas del paso de misterio de la gubia del imaginero Ramos Corona (fue lo que se dice un estreno pasado por agua). La cofradía, al entrar en Campana y a la vista de que la lluvia arreciaba decidió refugiarse en la iglesia de la Anunciación (sede de la Hermandad del Valle), de la cual salió a las 18.30 para reiniciar la estación de penitencia por su recorrido habitual salvo el trozo de Orfila y Javier Lasso de la Vega, entrando por lo tanto en Campana por segunda vez. La entrada la efectuó hora y media más tarde de lo habitual a pesar de acortar por la calle Arfe en su regreso.

* La imagen de Jesús Despojado fue terminada en la cárcel por su autor, Antonio Perea Sánchez, que estaba preso por motivos políticos acusado de participar en las barricadas que se montaron en la calle San Luis durante la Guerra Civil. En la prisión se le habilitó un taller para que trabajase y el autor afirmaba que le sirvió de modelo para la cara del Cristo la de un condenado a muerte. El motivo iconográfico está inspirado el cuadro del Greco “El Expolio” y le sirvió de modelo el rostro de un preso condenado a muerte llamado Juan de Dios Creagh Arjona. Por cierto que el sacerdote que ocupaba el cargo de director espiritual de los Servitas allá por los años de 1955 llegó a afirmar que las imágenes no podían ocupar un altar en la capilla de los Siervos de María en San Marcos por estar “excomulgadas” ya que habían sido talladas por un comunista en la cárcel.

* El domingo 13 de abril de 2003, Domingo de Ramos, fue la primera vez en toda su historia en que la cofradía no pudo salir de su capilla para la estación de penitencia por causa de la lluvia, aunque ha habido otros años en que debió interrumpirla habiendo iniciado ya su recorrido.
Página web: www.jesusdespojado.org